lunes, 19 de junio de 2017


En cada juego, en cada partida, en cada competición... siempre acaba habiendo un ganador y un perdedor, dos oponentes que luchan para conseguir lo mismo y solo uno podrá conseguirlo. Pues bien, en esta nuestra partida, al final, el que acabó perdiendo fuiste tu, es curioso decirlo después de tanto tiempo festejando tu supuesta victoria, pero al fin y al cabo el tiempo ha dado la razón a quien se la merecía, jugaste sucio, fingiendo cosas que quizá jamás sentirás y si algún día llegas a sentirlas, sintiéndolo mucho yo no estaré ahí para verlo, me habré ido bien lejos.

Es curioso, dejas pasar el tiempo y cuando menos te lo esperas, te encuentras con tu pasado y es entonces, cuando realmente te das cuenta de que la vida te ha ido indicando tu camino y a día de hoy, estas en el lugar que te mereces, en buena compañía, alegre y feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario