miércoles, 30 de septiembre de 2015


Levantarte cada mañana y saber que un día vas a morir, quizá sea un pensamiento útil para saber bien que es lo que harás ese día, quizá muchos vivimos el día a día pensando únicamente en poder llegar bien a fin de mes, sin tener en cuenta si aquello que estamos realizando es lo que realmente nos gustaría hacer... muchos trabajamos en cosas que terriblemente odiamos, vivimos amargados sabiendo que aquello nos está quemando, sientes que estas ardiendo cada vez que te pones a pensar en ello, pero sabes que tienes que aguantar un día más, almenos hasta que llegue el día en que nos encontremos con lo que realmente nos gusta.
Pero en muchas ocasiones, nos negamos a hacer lo que verdaderamente nos gusta, por miedo al qué dirán o qué pensarán, o un ¿seré capaz de llevarlo a cabo? Es humano sentir miedo frente a situaciones desconocidas, que no sabes a donde te llevaran, pero a veces es bueno arriesgarse y atreverse a intentarlo, porque si no lo intentas ahora, ¿cuando lo harás? Quizá mañana ya sea demasiado tarde, debes hacerlo hoy y saber con certeza si realmente puedes o no. Si lo logras habrás conseguido una gran meta de tu vida y si no, pues sabrás que aquello no estaba hecho para ti y que debes seguir buscando, hasta encontrar con aquello que realmente te haga una persona completa, satisfecha de haber logrado su objetivo.
No hay que conformarse con lo fácil, sino luchar por aquello que realmente queremos, por nuestro bien, por nuestras ansias de poder llegar a ser alguien, poder llegar a casa y saber que lo que has hecho en ese día ha sido lo más grande, y lo más importante, que te sientas satisfecho de ello día tras día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario