miércoles, 6 de marzo de 2013


No tengo mucho a escribir, ni siquiera sé con certeza que es lo que empezaré a escribir en estos momentos, espero que mi inspiración no tarde en venir... la añoro, ahora mismo la estoy deseando a más no poder, por favor, ven ya. Aquí es donde empieza todo, un día te levantas por la mañana como un día más, sin saber que ese día quizás es el mejor de tu vida, en mi caso, aún no ha pasado, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde... así que no espero perderla y seguir con esa pequeña ilusión, a pesar de que quizás pasen años.
A día de hoy, después de este hermoso fin de semana, bien soleado, puedo decir que mi vida, más o menos, esta empezando a dar un giro, no de 360º pero si de 180º, poco a poco me voy dando cuenta, de que la culpable de todos mis fracasos, tanto amorosos como laborales, la gran mayoría han sido por mi culpa, nunca me había percatado de ciertos errores, pero reflexionando y observando con lupa, he podido ver que mi mayor error siempre ha sido mi baja autoestima, jamás me fié de mis opiniones, decisiones, por lo tanto, eso me hizo ser alguien inseguro, del cual, algunas personas se aprovecharon de ello. Sabe mal decirlo, pero gracias a todos esos errores, ahora soy quien soy, me he convertido en una cierta persona de la cual, algunos aunque sean pocos, se alegran de haberme conocido en algún momento de sus vidas, no voy a echarme flores ni nada de eso, jamás me autoadquirido medallas, ni copas ni nada de nada, siempre quise que si alguien debía premiarme con algún obsequio, fuese otra persona.
No sé si han sido las experiencias vividas u otras miles de situaciones pasadas, pero siento con grandísimo asombro, que mi seguridad y autoestima están empezando a subir, no a niveles muy altos, pero si a los valores normales en una persona no creída, además, cabe incluir que mi timidez esta empezando a disminuir, cosa que causa que me sea algo más fácil relacionarme con otras personas sin ponerme de los nervios. Sigo la mar de sorprendido, en cuestión de pocos días, al final, empiezo a sentirme bien conmigo mismo. Creo que a partir de estos momentos, si mi timidez va disminuyendo y mi autoestima subiendo hasta los niveles normales, espero poder empezar a vivir una nueva y gran etapa de mi vida. Al fin y al cabo, de vida solo hay una y hay que vivirla en las mejores condiciones posibles, vive y se feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario