miércoles, 16 de enero de 2013


Volvimos a las andadas de tiempos pasados, volvimos a ser quienes éramos antes y olvidamos completamente lo que ahora somos, vivimos un presente inspirado al pasado, namás se deseaba, revivir momentos que en su día fueron inolvidables... no se puede vivir solo de recuerdos, de intentar revivirlos y creer que nada de eso tiene un fin... pues bien así, te has equivocado completamente, porque en esta vida todo tiene un fin, nada es para siempre, quieras o no, todo lo que en un día empieza en otro ya puede acabar... Nada de lo que pueda ocurrir en un futuro, podrá hacerme olvidar todo lo que he sentido, vivido contigo, pero me temo que ya va siendo hora de zanjar todo esto, fue bonito mientras duro pero ahora ya termino. No me pidas que vuelva, ni me pidas que no te olvide, porque desgraciadamente, ya no me quedan más lágrimas, ni quiero pasarme más tiempo sufriendo por algo que ambos sabemos que nunca tendrá valor, fingimos que nos gustaba, fingíamos que nos queríamos, y finalmente, nada fue como se creía, me equivoqué en miles de ocasiones y lo reconozco, pero también cabe decir que tú la liaste muy bien, y con cada error mío y con cada error tuyo, todo fue yendo a la baja, y al día de hoy solo puedo decir que merezco un presente mejor, no merezco sufrir ni llorar por alguien como tú. Lo siento mucho, pero todo tiene un fin y esta vez, lo será, este será nuestro fin, a partir de ahora, nuestros caminos de bifurcan... Toca empezar a vivir una nueva etapa, llena de ilusiones nuevas, con ganas de empezar de cero, con ganas de ser quien soy realmente, no deseo fingir por caerle bien a alguien, tampoco deseo que me quiera todo el mundo, solo quiero que me quieran por quién soy y por como soy, no quiero que nada ni nadie me cambie. En cada final hay un nuevo principio, puede que también sufra, pero apuesto que por cada minuto de sufrimiento que tenga, ninguno de ellos me hará sufrir tanto como tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario