lunes, 24 de septiembre de 2012


Recordó todos aquellos besos y caricias que le daba, recordó bien lo que sentía en aquellos momentos, instantes que se han vuelto simplemente en  recuerdos, recuerdos dulces y amargos que solo forman parte de la memoria, historias jamás nombradas, ahí se esconden, sin miedo a salir a la luz.
El susurro de aquellas palabras en su oído hacen que no pueda dormir y se tenga que pasar las noches en vela... sensaciones únicas jamás repetidas. Eran tantas las cosas vividas... pues ahora toca decirles adiós y seguir el camino en busca de otras historias y experiencias.
Recuerda que todo tiene un final y según quien lo quiera, el pasado puede volver si uno lo desea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario